NorfiPC
NorfiPC » Para Facebook » Poemas y versos de amor famosos

Poemas, poesía y versos de amor famosos para Facebook



Pequeña selección de poemas y versos de amor escritos por poetas clásicos, famosos y reconocidos en la historia de la literatura. Obras hermosas para leer y compartir con quien amas, quieres y estimas.
Poemas, poesía y versos de amor famosos para Facebook
Sencilla recopilación de poesía romántica de origen clásico.
Solo un grano de arena de las toneladas de obras poéticas dedicadas al amor, publicadas con el objetivo de brindarles a los más jóvenes una muestra de nuestro enorme tesoro literario.
Algunos de los poemas de amor más famosos escritos por Neruda, Benedetti, Bécquer, Jorge Luis Borges y otros autores famosos y populares.
Solo se publican en esta página por razones de espacio algunos de los poemas que no son extensos.
En los links incluidos en los nombres de los autores, se encontrará una breve descripción de cada uno de ellos sin salir de esta página, así como referencia a su obra en internet, para el que se sienta interesado en leer más de ellos.
Imágenes con poemas de amor para compartir en Pinterest, Facebook y Google+.



Poemas y versos de amor para Facebook


Flores de adorno

Si me ves triste


Si algún día me ves triste no me digas nada, solo quiéreme.
Si me encuentras en la soledad de la oscura noche, no me preguntes nada, solo acompáñame.
Si me miras y no te miro no pienses nada, compréndeme.
Si lo que necesitas es amor no tengas miedo, ámame.
Pero si alguna vez dejaras de quererme no me digas nada.
Recuérdame.
Ver imagen
Mario Benedetti

Mario Benedetti (Uruguay 1920-2009), fue un escritor y poeta uruguayo integrante de la Generación del 45, a la que pertenecen también Idea Vilariño y Juan Carlos Onetti, entre otros. Su prolífica producción literaria incluyó más de 80 libros, algunos de los cuales fueron traducidos a más de 20 idiomas. Escribió bellos poemas además de sus obras clásicas en los géneros narrativos y dramáticos.

Un día


Un día después de la guerra, si después de la guerra existe un día,
te tomaré en mis brazos, y te haré el amor.
Si después de la guerra tengo brazos,
si después de la guerra existe amor.
John Lennon
John Lennon (Inglaterra 1940-1980) es uno de los músicos más destacados de la música rock. Integrante y fundador del grupo The Beatles (donde tocaba la guitarra, cantaba y componía gran parte del material junto a su compañero Paul McCartney), Lennon ha compuesto muchas de las melodías más conocidas del siglo XX.
Muchas de sus canciones contienen textos llenos de poesía.

Poema de John Lennon sobre la vida Pin It

Cuando el fin se acerque....
Cuenta tu edad por los amigos que has acumulado, no por los años que has vivido.
Cuenta tu vida por las sonrisas que has tenido, no por las lágrimas que has llorado.
John Lennon



Perder


Si pierdes tus bienes,
Pierdes algo,
Si pierdes tu honor,
Pierdes mucho,
Si pierdes tu amor,
Lo pierdes todo.
Goethe
Johann Wolfgang von Goethe (Alemania 1749-1832) fue un poeta, novelista y dramaturgo, uno de los fundadores del romanticismo. Segun George Eliot fue "el más grande hombre de letras alemán... y el último verdadero hombre universal que caminó por sobre la tierra".


¿Qué es amar?


Amar es cuando te olvidas de ti misma y esa persona ocupa todo tu pensamiento.
Amar es cuando a través de sus ojos, puedes leer lo que hay en su corazón.
Amar es confiar a pesar de todo y de todos.
Amar es cuando te interesa todo lo que a ese ser le gusta y se convierte en parte de ti.
Amar es comprender, es soportarlo todo, es sacrificarte, es no ser egoísta.
Es desear sólo su felicidad, es dar alas a la libertad.
Amar es compartir, es escuchar, es descubrir.
Es hacer tuyas sus tristezas y sus alegrías.
Amar no es reprochar, es entender.
No es lastimar, es consolar.
Amar es el latido de dos corazones al mismo tiempo, que se confunden y se hacen uno.
Amar es dar tu alma y corazón, sin esperar nada a cambio.


Trece líneas para vivir


1. Te quiero no por quien eres, sino por quien soy cuando estoy contigo.
2. Ninguna persona merece tus lágrimas y quien las merezca no te hará llorar.
3. Solo porque alguien no te ame como tú quieres, no significa que no te ame con todo su ser.
4. Un verdadero amigo es quien te toma de la mano y te toca el corazón.
5. La peor forma de extrañar a alguien, es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.
6. Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa.
7. Puedes ser solamente una persona para el mundo, pero para una persona tú eres el mundo.
8. No pases el tiempo con alguien que no esté dispuesto a pasarlo contigo.
9. Quizá Dios quiera que conozcas mucha gente equivocada antes de que conozcas a la persona adecuada, para que cuando al fin la conozcas sepas estar agradecido.
10. No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió.
11. Siempre habrá gente que te lastime, así que lo que tienes que hacer es seguir confiando y solo ser más cuidadoso en quien confías dos veces.
12. Conviértete en una mejor persona y asegúrate de saber quién eres, antes de conocer a alguien más y esperar que esa persona sepa quién eres.
13. No te esfuerces tanto, las mejores cosas suceden cuando menos te las esperas.
Gabriel García Márquez
Gabriel García Márquez (Colombia 1927) Se destacó en la literatura en los géneros de la novela y el cuento, pero también creo bellos poemas. Obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1982 "por sus novelas e historias cortas, en las que lo fantástico y lo real son combinados en un tranquilo mundo de imaginación rica, reflejando la vida y los conflictos de un continente". Su novela más popular, Cien años de soledad es considerada una obra maestra de la literatura hispanoamericana y universal, es una de las obras más traducidas y leídas en español. Fue catalogada como la segunda obra más importante de la lengua castellana, después de Don Quijote de la Mancha.

Vuelve a empezar. Poema de animo y aliento de Mario Benedetti Pin It




Te ofrezco


Te ofrezco la lealtad de un hombre que nunca ha sido leal.
Te ofrezco ese meollo de mí mismo que he salvado de alguna manera.
El corazón central que no comercia con palabras, no trafica con sueños, y está intocado por: el tiempo, por la alegría, por las adversidades.
Jorge Luis Borges
Jorge Luis Borges (Argentina 1899-1986) es uno de los autores más destacados de la literatura del siglo XX. Publicó ensayos breves, cuentos y poemas. Su obra, fundamental en la literatura y en el pensamiento humano, ha sido objeto de minuciosos análisis y de múltiples interpretaciones.


Poema de la despedida


Te digo adiós y acaso te quiero todavía.
Quizás no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste... No sé si te quería...
O tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Este cariño triste, y apasionado y loco,
Me lo sembré en el alma para quererte a ti.
No sé si te amé mucho... no sé si te amé poco,
Pero si sé que nunca volveré a amar así.

Me queda tu sonrisa dormida en el recuerdo,
Y el corazón me dice que no te olvidaré;
pero, al quedarme solo, sabiendo que te pierdo,
Tal vez empiece a amarte como jamás te amé.

Te digo adiós, y acaso, con esta despedida
mi más hermoso sueño muere dentro de mí...
Pero te digo adiós, para toda la vida,
Aunque toda la vida siga pensando en ti.
José Ángel Buesa
Jose Angel Buesa (Cuba 1910- 1982) es un poeta romántico con mucha melancolía en toda su obra. Se le ha llamado el "poeta enamorado". Ha sido considerado el más popular de los poetas en la Cuba de su época. Muchos de sus poemas han sido traducidos a varios idiomas, otros han sido. Fue también novelista y escritor de libretos para la radio y la televisión. En muchos de sus poemas se refleja el sufrimiento causado por haber tenido que abandonar su tierra natal.
Lee otros poemas del autor: Poemas y versos de amor de Jose Angel Buesa



20 Poemas de amor y una canción desesperada


Poema 20


Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: "La noche está estrellada y tiritan, azules, los astros, a lo lejos"
El viento de la noche gira en el cielo y canta.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.
En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.
Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.
Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.
Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.
Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A los lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.
Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.
La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.
Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.
De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.
Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.
Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.
Aunque éste sea el último dolor que ella me causa
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

Mi Reina, poema de Pablo Neruda Pin It


Poema 15


Me gustas cuando callas porque estás como ausente
y me oyes desde lejos y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.
Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma
y te pareces a la palabra melancolía;
Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.
Déjame que te hable también con tu silencio,
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.
Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa basta.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.
Pablo Neruda
Pablo Neruda (Chile 1904-1973) fue un poeta chileno, considerado entre los mejores y más influyentes de su siglo, siendo llamado por el novelista Gabriel García Márquez "el más grande poeta del siglo". También fue un destacado activista político. En 1971 le es concedido el Premio Nobel de Literatura. Muchas de sus obras son de contenido social, pero también publicó una bella colección de poesías de amor.
Los versos en esta página son de su obra Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Es un canto a la mujer, la angustia, la tristeza, la ausencia y el recuerdo escritos en algunos casos de una manera desesperada, melancólica, que muestra a la perfección sus sentimientos hacia la vida.



Rima LXXVIII


Podrá nublarse el sol eternamente, podrá secarse en un instante el mar,
podrá romperse el eje de la tierra como un débil cristal.
¡Todo sucederá! Podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crespón,
pero jamás en mí podrá apagarse la llama de tu amor.

Rima XXXVIII


Los suspiros son aire y van al aire!
Las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer, cuando el amor se olvida
¿sabes tú adónde va?

Rima XXX


Asomaba a sus ojos una lágrima y a mis labios una frase de perdón...
habló el orgullo y se enjugó su llanto y la frase en mis labios expiró.
Yo voy por un camino, ella por otro, pero al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún: "¿Por qué callé aquél día?"
y ella dirá. "¿Por qué no lloré yo?"

Poema de amor Amor eterno de Bécquer Pin It


Rima XXI


¿Qué es poesía?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es poesía?, Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.
Gustavo Adolfo Bécquer
Gustavo Adolfo Bécquer (España 1836-1870), fue un poeta y narrador español, perteneciente al movimiento del Romanticismo. Según Bécquer «la mejor poesía escrita es aquella que no se escribe». Es así en sus setenta y seis cortas Rimas, concentró en ellas la poesía que hubiera querido verter en numerosos poemas más extensos que no escribió. Pese a su corta vida, demostró ser un prosista a la altura de los mejores de su siglo y un maestro absoluto en el terreno de la prosa lírica.



No desistas


Cuando vayan mal las cosas como a veces suelen ir,
cuando ofresca tu camino solo cuestas que subir,
cuando tengas poco haber, pero mucho que pagar,
y precises sonreír aun teniendo que llorar.
Cuando ya el dolor te agobie y no puedas ya sufrir,
descansar acaso debes , !pero nunca desistir!
Tras las sombras de la duda ya plateadas, ya sombrías
puede bien surgir el triunfo, no el fracaso que temías.
Y no es dable a tu ignorancia figurarse cuan cercano
puede estar el bien que anhelas y que juzgas tan lejano.
Lucha, pues, ¡por más que tengas en la brega que sufrir!
Cuando todo esté peor, mas debemos INSISTIR!
Rudyard Ripling
Rudyard Kipling (La India 1865-1936) fue un escritor y poeta británico nacido en la India. Autor de relatos, cuentos infantiles, novelista y poeta, se le recuerda por sus relatos y poemas, así como por sus cuentos infantiles.


Se equivocó la paloma


Se equivocó la paloma.
Se equivocaba.
Por ir al Norte, fue al Sur.
Creyó que el trigo era agua.
Se equivocaba.
Creyó que el mar era el cielo;
que la noche la mañana.
Se equivocaba.
Que las estrellas eran rocío;
que la calor, la nevada.
Se equivocaba.
Que tu falda era tu blusa;
que tu corazón su casa.
Se equivocaba.
(Ella se durmió en la orilla.
Tú, en la cumbre de una rama.)
Rafael Alberti
Rafael Alberti (España 1902-1999) fue un escritor y poeta, miembro de la Generación del 27. Está considerado uno de los mayores literatos españoles de la llamada Edad de Plata de la literatura española.


Balada del amor tardío


Amor que llegas tarde,
Tráeme al menos la paz:
Amor de atardecer, ¿por qué extraviado
Camino llegas a mi soledad?
Amor que me has buscado sin buscarte,
No sé qué vale más:
La palabra que vas a decirme
O la que yo no digo ya.
Amor... ¿No sientes frío? Soy la luna:
Tengo la muerte blanca y la verdad
Lejana... -No me des tus rosas frescas;
Soy grave para rosas. Dame el mar.
Amor que llegas tarde, no me viste
Ayer cuando cantaba en el trigal...
Amor de mi silencio y mi cansancio,
Hoy no me hagas llorar.
Dulce Maria Loynaz
Dulce María Loynaz (Cuba 1920-1997), poeta y escritora se considera como precursora de la actual novelística hispanoamericana. Fue miembro de la Real Academia Española.

Reflexiones de Dulce Maria Loynaz


He aprendido que por mucho que me preocupe por los demás, muchos de ellos no se preocuparán por mí.
He aprendido que se pueden requerir años para construir la confianza y únicamente segundos para destruirla.
He aprendido que lo que verdaderamente cuenta en la vida no son las cosas que tengo alrededor, sino las personas que tengo alrededor.
He aprendido que puedo encantar a la gente por unos 15 minutos, después de eso necesito poder hacer más.
He aprendido que lo más importante no es lo que me sucede, sino lo que hago al respecto.
He aprendido que hay cosas que puedo hacer en un instante y que pueden ocasionar dolor durante toda una vida.
He aprendido que es mucho más fácil reaccionar que pensar… y más satisfactorio pensar que reaccionar.
He aprendido que siempre debo despedirme de las personas que amo con palabras amorosas, podría ser la última vez que las vea.
He aprendido que por apasionada que sea una relación en un principio, la pasión se desvanece y lago más debe tomar su lugar.
He aprendido que los héroes son las personas que hacen aquello de lo que estén convencido, a pesar de las consecuencias.
He aprendido que aprender a perdonar requiere mucha práctica.
He aprendido que el dinero es un pésimo indicador del valor de algo o (a) alguien.
He aprendido que a veces las personas que creo que me van a patear cuando estoy caído, son aquellas que me ayudan a levantar, y aquellas que creo que me van a levantar son las que me patean.
He aprendido que en muchos momentos tengo el derecho de estar enojada, más no el derecho de ser cruel.
He aprendido que el verdadero amor y la verdadera amistad continúan creciendo a pesar de la distancia.
He aprendido que simplemente porque alguien no me ame de la misma manera en que yo quisiera, no significa que no me ame a su manera.
He aprendido que la madurez tiene que ver más con las experiencias que he tenido y aquello que he aprendido de ellas, que con el número de años cumplidos.
He aprendido que nunca debo decirle a un niño que sus sueños son tontos, pocas cosas tan humillantes y que tragedia si se los creyera.
He aprendido que por bueno que sea el buen amigo, tarde o temprano me voy a sentir lastimada por él y debo saber perdonar ello.
He aprendido que no siempre es suficiente ser perdonada por los otros, a veces tengo que perdonarme a mí misma.
He aprendido que por más fuerte que sea mi duelo, el mundo no se detiene por mi dolor.
He aprendido que no tengo que cambiar de amigos si comprendo que los amigos cambian.
He aprendido que dos personas pueden mirar la misma cosa y ver algo totalmente diferente.
He aprendido que sin importar las circunstancias, cuando soy honesta conmigo, llego más lejos en la vida.
He aprendido que aún cuando pienso que no puedo dar más, cuando un amigo (hijo) pide ayuda, logro encontrar la fuerza para ayudarlo.
He aprendido que tanto escribir como hablar alivia los dolores emocionales.
He aprendido que los títulos sobre la pared no nos convierten en seres decentes.
He aprendido que es muy difícil determinar dónde fijar el límite entre no herir los sentimientos de los demás y defender lo que creo.
He aprendido que..... Debo seguir aprendiendo
Dulce Maria Loynaz

Te dejaré estar en mis sueños, extracto de una canción de Bob Dylan Pin It


Táctica y estrategia.


Mi táctica es mirarte, aprender cómo eres, quererte cómo eres.
Mi táctica es hablarte y escucharte, construir con palabras un puente indestructible.
Mi táctica es quedarme en tu recuerdo, no sé cómo ni sé con qué pretexto pero quedarme en ti.
Mi táctica es ser franco y saber que eres franca, y que no nos vendamos simulacros, para que entre los dos no haya telón ni abismos.
Mi estrategia es en cambio más profunda y más simple.
Mi estrategia es que un día cualquiera, no sé cómo, ni sé con qué pretexto por fin me necesites.
Mario Benedetti


Quíen muere


Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.
Muere lentamente quien hace de la televisión su gurú.
Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre el blanco y los puntos sobre las "ies" a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones de los tropiezos y sentimientos.
Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida huir de los consejos sensatos.
Muere mentalmente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.
Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.
Muere lentamente, quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.
Muere lentamente quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no preguntando de un asunto que desconoce o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.
Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.
Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una espléndida felicidad.
Pablo Neruda


Vuelve a empezar


Aunque sientas el cansancio, aunque el triunfo te abandone,
aunque el dolor te lastime, aunque un negocio se quiebre,
aunque una traición te hiera, aunque una relación se apague,
aunque el dolor te queme los ojos, aunque ignoren tus esfuerzos,
aunque la ingratitud sea la paga, aunque la incomprensión corte tu risa,
aunque todo parezca nada....
Vuelve a empezar
Mario Benedetti

Vuelve a empezar, poema de Mario Benedetti Pin It


Canción de un sueño.


Otra vez, esta noche, vi tu mano en la mía, otra vez esta noche, volví a soñar contigo,
yo, que no soy tu amante ni siquiera tu amigo, sino un hombre que pasa bajo la luz del día.
Sin embargo, en la sombra donde el tiempo no existe, se buscan nuestras almas,
no sé por qué. y despierto vagamente inconforme de que no ha sido cierto, triste de una tristeza que no llega a ser triste.
Algo ocurre en la noche, pero yo no lo digo: ni a ti, que nada sabes, ni a ti te diré nada,
pero al mirar tus ojos sabré, por tu mirada, si también, esta noche, tú has soñado conmigo.
José A. Buesa


Hagamos un trato


Compañera, Usted sabe que puede contar conmigo, no hasta dos o hasta diez sino contar conmigo.
Si alguna vez advierte que la miro a los ojos y una veta de amor reconoce en los míos, no alerte sus fusiles, no piense que es delirio a pesar de la veta o tal vez porque existe, usted puede contar conmigo.
Si otras veces me encuentra huraño sin motivo, no piense qué es flaqueza, igual puede contar conmigo.
Pero hagamos un trato, yo quisiera contar con usted, es tan lindo saber que usted existe.
Uno se siente vivo y cuando digo esto, quiero decir contar aunque sea hasta dos, aunque sea hasta cinco, no ya para que acuda presurosa en mi auxilio,
sino para saber a ciencia cierta que usted sabe que puede contar conmigo.
Mario Benedetti


Lo que dejé por ti


Dejé por ti mis bosques, mi perdida
arboleda, mis perros desvelados,
mis capitales años desterrados
hasta casi el invierno de la vida.
Dejé un temblor, dejé una sacudida,
un resplandor de fuegos no apagados,
dejé mi sombra en los desesperados
ojos sangrantes de la despedida.
Dejé palomas tristes junto a un río,
caballos sobre el sol de las arenas,
dejé de oler la mar, dejé de verte.
Dejé por ti todo lo que era mío.
Dame tú, Roma, a cambio de mis penas,
tanto como dejé para tenerte.
Rafael Alberti


Cuando alguna vez


Cuando alguna vez te sientas solo, y veas alrededor sólo vacío y no puedas llorar,
Yo estoy contigo.
Y cuando alguna vez te sientas triste y sientas la verdad como una herida y que todo está muerto.
Yo soy la vida
Y cuando alguna vez no sientas nada y quieras sonreír, pero no puedas y quieras escapar.
Yo soy la puerta.
Mario Benedetti


Te acordarás un día


Te acordarás un día de esta pobre mujer, que te llenó de besos en cada amanecer.
Aquella que iba en la sombra con las manos vacía, porque te quiso tanto que no te lo decía.
Aquella mujer loca que volvió del olvido solo para quererte como nadie ha querido.
Aquella que fue cenizas de todas las hogueras y te cubrió de rosas sin que tu lo superas.
Te acordarás un día que yo, soy diferente y en las tardes de lluvia te besaba en la frente.
Viajera silenciosa de las noches de hastío que sembraba en la arena su corazón vacío.
Quizás así de pronto te acordarás un día que a veces yo callaba, y otras, sonreía.
Tu rosal preferido se secará en el huerto, como para decirte, esa mujer, ha muerto.
Y yo andaré en la sombra con mi sonrisa triste y únicamente entonces sabrás que me quisiste.
José Ángel Buesa

Flores de adorno


Páginas relacionadas



Usa el siguiente formulario para buscar en otras páginas de este sitio frases, imágenes, poemas o versos de amor.


 
Anterior |  Subir  | Siguiente
Enviar frase por el correo electrónico