NorfiPC
NorfiPC » Cuba » Situación ambiental

Estado del medio ambiente en Cuba



Datos e información de la situación ambiental. Cuidado y protección y principales afectaciones al ecosistema. Diversidad y endemismo de la flora y fauna, cobertura de bosques, uso de la tierra, recursos hidráulicos, áreas protegidas y otros indicadores.
Estado del medio ambiente en Cuba
Cuba es un país maravilloso con un clima tropical benigno y condiciones naturales ideales, al estar situada en medio del Mar Caribe.
Cuenta con una flora y fauna diversa, con un alto nivel de endemismo, siendo la isla más rica en plantas a nivel mundial.
En este artículo comparto con los interesados en los recursos naturales de mi país, datos e información tomada de fuentes oficiales como se indica, a los que agrego mi opinión personal, sobre eventos y situaciones relacionadas con el cuidado y conservación del medio ambiente.



Principales datos ambientales de Cuba


La extensión superficial de Cuba es de 109 884 kilómetros cuadrados, de ellos 106 757 de tierra firma y 3 126 de cayos e islotes.
La población es de 11 239 224 (2016), con una densidad de 102,3 habitantes por km cuadrado.
El clima de Cuba es cálido tropical estacionalmente húmedo, con influencia marítima.
No existen terremotos, solo leves temblores de tierra en la región oriental.
Los fenómenos naturales más destructivos son los ciclones tropicales, que amenazan entre los meses de agosto y octubre.
El acumulado medio anual de la lluvia es de 1 335 milímetros. Existen dos períodos estacionales, el lluvioso (de mayo a octubre) con el 80% del total anual, y el poco lluvioso (de noviembre a abril).
El país posee una extensa red hidrográfica, con ríos que corren en dos vertientes (norte y sur), aunque en los últimos años muchos de ellos han desaparecido.
Existen 242 presas en explotación con una capacidad total de 9 148 600 metros cúbicos.
La temperatura máxima media del país es de 30,4 (grados centígrados) y la mínima media es de 21,0.
La humedad relativa es alta, con valores por encima del 60%.
El viento predominante en casi todo el país es del Este.
De un total de 8 709 000 hectáreas de suelos, más del 50% (4 700 000), son calificados como productivos, entre ellos 2 000 mil hectáreas de suelos Ferralíticos (rojos, excelentes para la agricultura).
La superficie cubierta de bosques es de 3 240,900 hectáreas, un 31,1% del total del pais.
Existen 103 Áreas protegidas, de ellas 6 son Reservas de la Biosfera, 6 sitios Ramsar, 1 Paisaje Cultural y 2 Patrimonio Natural de la Humanidad.
Se reportan un total de 20 782 especies (plantas y animales), de ellas 8 982 son endémicas (autóctonas del país), un 43,2% del total.
Existen especies endémicas de Cuba, que se han hecho famosas en todo el mundo.
Algunas de ellas son el caracol Polimita (Polymita picta), considerada el molusco terrestre más bello del mundo; el Zunzún o Pájaro mosca (Mellisuga helenae), el ave más pequeña con 5 centímetros de tamaño; el Carpintero Real (Campephilus principalis); el Tocororo (Priotelus temnurus), el Ave Nacional que posee los colores de la bandera; la Palma corcho; el Manjuarí (Atractosteus tristoechus), un pez considerado una reliquia biológica, pues muchos de los animales que evolucionaron junto a él ya desaparecieron.
Hay 132 especies marinas con restricción de explotación.
Con vedas permanentes se encuentran el Caimán, el Cocodrilo cubano, el Coral negro, la Jicotea, el Delfín, el Manatí (mamífero acuático que existe hace más de 60 millones de años), el Paiche, la Tortuga verde, la Caguama, el Tinglado y el Manjuarí.
Cocodrilo cubano (Crocodylus rhombifer), especie endémica de Cuba considerada en peligro de extinción.
Cocodrilo cubano



Afectaciones al ecosistema en Cuba


Los daños causados por la actividad humana al entorno natural, siempre se ven a largo plazo.
Durante varios siglos la actividad azucarera, la construcción de viviendas y otras labores, destruyeron prácticamente los bosques de Cuba.
Valiosas especies como la Caoba (Swietenia mahagoni), que producía la madera más fina del mundo para la ebanistería, casi han desaparecido.

Proyectos económicos que han afectado el medio ambiente

En la década del 60 del pasado siglo se emprendieron varios proyectos económicos, sin tener en cuenta su impacto ambiental.
En ejemplo fue el "Plan Costa Sur", que comprendía el área entre las playas Mayabeque y la desaparecida Playa Rosario.
Allí se situaron varias baterías de enormes turbinas con motores diesel, para extraer el agua de la ciénaga y poder emplear esta zona cenagosa para la siembra de cultivos varios.
Años después se abandonó el proyecto, con el triste resultado de la salinización de enormes extensiones de tierra fértil.
Por suerte no se llegó a emprender uno mucho mayor, que consistía en crear un enorme dique hasta la punta de la Broa, para desecar todo el Golfo de Batabanó, como lo explica el geógrafo Antonio Núñez Jiménez en su libro Bojeo de Cuba (pagina 325, edición 2013).
En esos años se construyeron varios centros porcinos y ganaderos, situados estratégicamente cerca de la costa, para poder verter los residuales al mar.
Ejemplos fueron los situados en la costa sur de las actuales provincias de Artemisa y Mayabeque que contribuyeron junto con los residuales químicos de la agricultura, a envenenar el Golfo de Batabano, al punto que actualmente no existen peces, mariscos en tan rica zona pesquera de antaño.
También se crearon enormes empresas ganaderas "artificiales", que dependían del pienso importado.



Construcción de presas y desaparición de ríos

Después de la catástrofe causada por el Ciclón Flora en octubre de 1963, se emprendió un ambicioso proyecto de construcción de embalses en todo el país.
Muchos de ellos regulaban efectivamente el agua de ríos caudalosos, protegiendo poblaciones de las inundaciones y permitiendo el almacenaje del líquido para usar en la agricultura en periodos de seca.
No obstante, se crearon embalses prácticamente en todos los ríos, algunos de ellos solo con el objetivo de usarlos para la acuicultura (cría de peces), para almacenar agua para el ganado o en algunos casos por gusto.
Actualmente muchas de estas presas están secas o solo acumulan agua en periodos de grandes precipitaciones, debido a ciclones tropicales, se evapora casi completamente y no se aporta al manto como se hacía antiguamente de forma natural.
Presa La Ruda. Embalsa el agua del Rio Bayamo (Guara) y la que se escurre de las elevaciones a su alrededor, con el único objetivo se servir de sitio de pesca para los aficionados y contribuir a que se evapore el agua y no vaya al manto freático, al correr por el cauce original del rio.
Presa La Ruda
Se puede comprobar que prácticamente han desaparecido todos los ríos, en cuyo curso superior se crearon embalses, incluyendo su caudal ecológico.



Erosión de las costas y penetración del mar

Los años 70 del siglo pasado comenzó la extracción de arena de las playas para la construcción de viviendas y edificaciones, por parte tanto de empresas estatales, como por la población.
Al mismo tiempo se dio vía libre a la construcción de edificaciones sobre las dunas en la línea de playa.
Al hacerlo se eliminaba especies como el Boniato de playa (Ipomoea pes-caprae), que con sus raíces fija la arena y la protege.
Instalación social edificada encima de la duna de arena, en los años 70 en la Playa Mayabeque.
Construcciones sobre la duna de arena
Todo esto sumado a la contaminación que afectaba a especies protectoras de las costas bajas como el Mangle colorado, hizo que el mar avanzara e hiciera desaparecer completamente decenas de playas a todo lo largo del país.
Costa sur de la provincia Mayabeque. En algunos lugares el mar ha avanzado decenas de metros, debido a la desaparición de plantas protectoras de la costa como el Mangle Colorado (Rhizophora mangle).
Avance del mar en la costa sur de la provincia Mayabeque
Este fenómeno a pesar de lo que muchos dicen, no tiene nada que ver con el calentamiento global.



Contaminación del suelo, las aguas terrestres y marítimas

La contaminación de todo el entorno llego a su punto más alto en las décadas del 70 y del 80, con la creación de enormes granjas agrícolas y cañeras estatales, que utilizaban intensamente todo tipo de productos químicos para la fertilización, fumigación y hasta para matar malas hierbas.
Afortunadamente después de la crisis de los años 90, disminuyó la importación y el uso de productos químicos en la agricultura.
El Marabú, guardián y protector de las tierras de Cuba
Después de la paralización de decenas de centrales azucareros en el 2002, miles de hectáreas de tierras quedaron ociosas y fueron cubiertas por una planta invasora, que aunque es odiada por algunos, es un celoso guardián y protector.
Se trata del Marabú o Aroma (Dichrostachys cinerea).
Esta planta fija el nitrógeno, fertilizando los suelos, protege los suelos desprovistos de vegetación natural contra la erosión, es refugio de especies de la fauna, es fuente de alimento proteico para el ganado y brinda una buena madera.
Crea una feroz capa protectora, entregando las tierras solo al que esté interesado en explotarlas. Si no fuera por el Marabú, muchas tierras fértiles de Cuba se hubieran perdido.



Avances en el cuidado y protección del entorno


Desde el año 1994 en que se creó el Ministerio de Ciencia y Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), se han dado pasos efectivos en el cuidado, protección y el uso del medio ambiente, favoreciendo una mayor racionalidad de los recursos naturales, que a su vez, constituye la base para el desarrollo sostenible del país.

Principales retos en Cuba para el cuidado del medio ambiente


Tanto la dirección del país, como todos los cubanos, tenemos por delante los siguientes retos, para asegurarles a nuestros descendientes una rica herencia ambiental.
- Perfeccionar y mejorar la política medioambiental, a cargo actualmente del CITMA.
- Aumentar la generación y el uso de energías renovables y disminuir la de combustibles fósiles.
- Mejorar el saneamiento y las condiciones ambientales (servicio de agua potable, condiciones ambientales de los asentamientos humanos, recolección y disposición de los desechos sólidos).
- Luchar contra la contaminación de las aguas terrestres y marítimas.
- Luchar contra la degradación de los suelos (erosión, mal drenaje, salinidad, acidez, compactación).
- Incrementar la reforestación.
- Hacer crecer la actividad turística, sin afectar el entorno (sin campos de golf, grandes consumidores de agua).
- Combatir todos los factores que lleven a la pérdida de diversidad biológica, como la destrucción del hábitat natural de especies, la aplicación de una agricultura intensiva, la caza y la pesca furtiva, el inadecuado manejo de proyectos de carácter científico o económico y la falta de conciencia y educación ambiental de la población.

Panorama Ambiental de Cuba


La Oficina Nacional de Estadísticas e Información de Cuba (ONEI), publica regularmente la publicación "Panorama Ambiental de Cuba", que es la fuente más exacta sobre la situación ambiental en Cuba actualmente.
En ella puede encontrarse datos e indicadores provenientes de instituciones especializadas del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente así como, otras entidades oficiales cubanas.
Muchos de los datos en este artículo los tomamos de esta publicación.
Algunos de los indicadores que aparecen en esta publicación, los siguientes:
Situación geográfica de Cuba, así como su extensión superficial, población y densidad. Indicadores del clima (lluvia, frentes fríos, huracanes). Emisiones de gases de efecto invernadero y consumo de sustancias agotadoras de la capa de ozono. Uso del agua (presas, cuencas hidrográficas). Uso de la tierra (agricultura, bosques). Diversidad y endemismo de la biota. Áreas protegidas. Vedas y prohibiciones. Incendios forestales. Terremotos reportados en Cuba. Tratamiento y recolección de desechos sólidos.
La publicación se puede encontrar en el sitio web de la ONEI en: http://www.onei.cu/
El Panorama Ambiental de Cuba 2016 en formato PDF, se puede visualizar o descargar desde esta misma página usando el siguiente enlace:
Panorama Ambiental de Cuba 2016 (1.84 MB)

Páginas relacionadas



Comparte esta página




Sígueme en las redes sociales


Sígueme en Google Plus Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Sígueme en Pinterest





 
Inicio | Mapa del sitio | Sobre mí | RSS | Buscar