NorfiPC
NorfiPC » Cuba » La Iglesia de Paula

La Iglesia de San Francisco de Paula



Historia del antiguo templo católico y hospital y de la Alameda de Paula, paseo marítimo a su lado. Fotos, descripción, ubicación y uso en la actualidad como sala de conciertos.
La Iglesia de San Francisco de Paula en la Habana Vieja, vista desde la Alameda de Paula.
La Iglesia de San Francisco de Paula en la Habana Vieja, Cuba
La Iglesia de San Francisco de Paula se encuentra en la calle Desamparados o Avenida del Puerto, al final de la famosa Alameda de Paula en la Habana Vieja.
Es todo un monumento histórico y una de las obras arquitectónicas más significativas de la Ciudad de La Habana.



Historia de la Iglesia de Paula


En el lugar que ocupa la iglesia existía desde 1664 un hospital para mujeres y una ermita bajo la advocación de San Francisco de Paula.
San Francisco de Paula (1416-1507) fue un ermitaño o eremita del sur de Italia, fundador de la Orden de los Mínimos y santo de la Iglesia Católica.
Fue famoso por su humildad y sus milagros. Su fiesta se celebra el 2 de abril.
Ambas edificaciones quedaron totalmente destruidas por un huracán en el año 1730 y fueron reconstruidas y ampliadas en 1745 al estilo barroco, resultando el Real Hospital de la Habana y la Iglesia de San Francisco de Paula.
En el año 1777 fue construida en la proximidad de la iglesia la Alameda de Paula, que fue el primer paseo marítimo de la capital cubana.
En 1907 la edificación pasó a ser propiedad de una entidad privada (Havana Central Railroad), que en 1937 pretendió demolerla.
Esto trajo afortunadamente fuertes polémicas y protestas populares, Emilio Roig y Fernando Ortiz, junto con importantes sociedades e instituciones del país, se manifestaron en contra de estos planes y finalmente en 1944 la iglesia es declarada Monumento Nacional.
No se pudo conservar la parte del hospital en ruinas, que fue demolido en 1946 para llevar a cabo la reanimación de la Avenida del Puerto en construcción en ese momento.
En 1951 Odilio Urfé pianista, musicólogo y en aquel instante director del Instituto de Investigaciones Folklóricas, convirtió la iglesia en sede del Instituto Musical de Investigaciones Folklóricas.
Finalmente desde 1988 hasta 1996 es sede del Centro de la Música, hasta que la Oficina del Historiador de La Habana se hace cargo de la edificación para comenzar las labores de restauración.



La Iglesia de Paula actualmente


La Iglesia de Paula es un ejemplo representativo del barroco cubano de la primera mitad del siglo XVIII.
En la parte que aún subsiste y ha sido restaurada se destacan su cúpula de base octogonal, su fachada barroca y los hermosos vitrales.
La fachada es algo similar a las de la iglesia de Santo Domingo, en Guanabacoa y del convento de San Francisco de Asís, construidos en fecha similar.
La estructura de la iglesia es una cruz latina, de nave con bóveda de cañón y cúpula. Como retablo de altar posee uno de los más bellos vitrales de la ciudad.
Posee uno de los únicos órganos que se conserva íntegramente en Cuba, con la tubería y maquinaria originales, en su emplazamiento primigenio.
En la iglesia se conservan las cenizas del gran violinista negro cubano Claudio José Brindis de Salas (1852-1911), conocido como el Paganini negro y considerado el mejor violinista de su época.
Lado oeste de la Iglesia de San Francisco de Paula vista desde la calle de Paula.
Lado oeste de la Iglesia de San Francisco de Paula vista desde la calle de Paula
Actualmente La Iglesia de Paula no ofrece ceremonias religiosas.
Desde el año 2000 es una sala de conciertos dedicada a la música antigua y un espacio expositivo para obras de la plástica contemporánea cubana.
Es sede del grupo de música antigua Ars Longa y del Festival Internacional de Música Antigua Esteban Salas.
Se encuentra en la intersección de las calles Desamparados (Avenida del puerto), San Ignacio y Paula (Leonor Pérez), justo donde termina la Alameda de Paula.
Los conciertos que se ofrecen en la Iglesia de San Francisco de Paula, así como en el Oratorio San Felipe Neri y en la Basílica Menor de San Francisco de Asís, se pueden reservar por correo electrónico accediendo a la siguiente página del sitio de Habana Patrimonial: Reservas a conciertos



La Alameda de Paula


La Alameda de Paula fue el primer paseo construido en Cuba en 1776 a la orilla del puerto, por Antonio Fernández Trevejo, cumpliendo instrucciones del Marqués de La Torre.
Fue creado en el sitio que ocupara el antiguo basurero del Rincón, junto a la bahía habanera.
En aquel entonces devino un verdadero espacio social y cultural habanero, aunque era solo un terraplén con dos hileras de álamos y algunos bancos.
Se le dio el nombre de Paula por su cercanía al antiguo Hospital de San Francisco de Paula.
Entre 1803 y 1805 se le introdujeron algunas modificaciones, se le embaldosó el pavimento, se le agrego una fuente y asientos o banquetas de piedras.
Vista de parte de La Alameda de Paula en la actualidad, con sus bancos, farolas y la antigua columna de mármol
Vista de parte de La Alameda de Paula en la actualidad

En 1841 se le ampliaron las estrechas escaleras que daban acceso al paseo y se colocaron varias farolas con lo cual resultó más atractivo.
Hacia 1847 se le incorporó una fuente de mármol cargada de ornamentos en homenaje a la Marina Española.
En el año 2000 el bello paseo habanero se restauró y amplió hasta alcanzar la Iglesia de Paula.
Actualmente se conservan farolas y la columna de mármol dedicada al que fuera Capitán General de Cuba, Leopoldo O’Donell.


Páginas relacionadas



Comparte esta página




Sígueme en las redes sociales


Sígueme en Google Plus Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Sígueme en Pinterest





 
Inicio | Mapa del sitio | Sobre mí | RSS | Buscar