NorfiPC
NorfiPC » Cuba » Viajes por el Mayabeque

Viejas fotos y descripción de los viajes por el Rio Mayabeque



Fotografías que muestran cómo era antiguamente el recorrido por el rio en embarcaciones, hacia la Playa Mayabeque. Recuerdos de los años 1930 al 1960 de otras generaciones de meleneros. Descripción de la hermosa travesía.
Viejas fotos y descripción de los viajes por el Rio Mayabeque
Compartimos en esta página copias de fotos antiguas de los viajes por Rio Mayabeque, desde el Monte del Embarcadero hasta la Playa Mayabeque.
Como hemos mencionado en otras publicaciones, durante mucho tiempo, el rio fue la vía de acceso preferida hasta la playa del mismo nombre, situada en Melena del Sur, al sur de la antigua provincia La Habana.
Los viajeros llegaban en tren hasta una zona conocida como el Embarcadero, donde tomaban embarcaciones largas llamadas lanchones, que los llevaban hasta la playa en un viaje maravilloso, que se extendía un poco más de 5 kilómetros, atravesando una zona de hermosa vegetación.
Solo quedan como recuerdos de aquel entonces, descripciones orales del viaje contadas por los que vivieron esa hermosa experiencia y viejas fotos, que fueron rescatadas, digitalizadas y publicadas en una presentación de diapositivas de PowerPoint, creada por unos meleneros entusiastas en el año 2001 con el título: "Mayabeque, su Historia en Fotos".
Compartimos en nuestro sitio una versión web de esta presentación y hemos extraído algunas de las fotos para publicarlas en esta página, de forma tal que puedan ser visualizadas en dispositivos portables.
Todas las fotos originales están en blanco y negro y poseen muy poca resolución, debido a las lógicas limitaciones técnicas de la época.



El viaje por el Rio a la Playa Mayabeque


Según nos han contado muchas personas que disfrutaron de la hermosa experiencia, los viajes hacia la Playa Mayabeque por el Rio, eran muy hermosos y agradables.
Su ancho aproximado era de 20 metros, aunque en algunos lugares llegaba hasta casi los 100.
En el Embarcadero, lugar de partida del viaje, la profundidad era de poco más de 1 metro, casi similar que en la actualidad, pero en la medida que el rio se alejaba hacia el sur, aumentaba gradualmente.
Se dice que en la zona del Cristo la profundidad era mayor a 6 metros.
A todo lo largo estaba rodeado de palmas reales y en muchos lados caña brava o bambú.
En bote de motor por el Rio Mayabeque. Fotografía del año 1950
En bote de motor por el Rio Mayabeque. Fotografía del año 1950
Debido a que el rio corría por una zona llana, poseía muchas curvas.
En muchos de los recodos donde la corriente lo permitía, se podían ver grandes cayos de berro, planta comestible excelente como ensalada, que se daba muy bien silvestre.



Trayectoria del viaje a Mayabeque


Como decíamos, la travesía comenzaba en El Embarcadero, lugar situado a orillas del monte de palmas, a 2.5 km del Batey la Luisa.
Por allí pasa el Rio La Luisa que es un afluente del Rio Mayabeque y nace de varios manantiales dispersos en el interior del monte.
Foto del antiguo Embarcadero, en la que se puede ver los especies de hangares donde se guardaban los lanchones.
Foto del antiguo Embarcadero en el Rio Mayabeque
Al Embarcadero se llegaba mediante un carro de línea, que salía desde el Central Merceditas usando la vía férrea de transportar caña, que llegaba hasta el Batey La Luisa, donde existía una grúa.
En 1921 se creó un ramal hasta el monte con el propósito de cargar madera para el central.
Posteriormente en el año 1938 se comenzó a usar también para transportar pasajeros hacia la playa, usando el rio.
Por lo que hemos visto en las fotos, se trataba de pequeños carros de línea, similares a los que usan actualmente los reparadores de vías.
Carros de línea usados para llegar desde el Central Merceditas o el pueblo de Melena del Sur, hasta El Embarcadero y allí abordar los lanchones con destino a la Playa Mayabeque.
Carros de línea usados para llegar hasta El Embarcadero en el Rio Mayabeque
Viajeros en el tren al Embarcadero del Rio Mayabeque



Los pasajeros abordaban allí embarcaciones llamadas lanchones, que eran anchos botes de poco calado y de alrededor de 6 u 8 metros de largo.
Estas lanchas transportaban pasajeros, mercancía, carbón, víveres y diariamente la leche y el pan.
Además las mudadas de las familias, que deseaban pasar una temporada en la playa.
Subiendo al lanchón en el Embarcadero con destino a la Playa Mayabeque.
Subiendo al lanchón en el Embarcadero con destino a la Playa Mayabeque
La travesía por el rio según nos han contado era muy hermosa y agradable.
Era como un viaje en el que estaba incluido bellas vistas de paisajes, plantas y animales de la zona.
La vegetación era exuberante a ambos lados, lo que aseguraba sombra en casi todo el trayecto.
Cada cierto tramo se sumaban al rio afluentes que nacían del monte a la izquierda, como el arroyo la Lechuguilla.
Antigua foto del Rio La Luisa, afluente del Mayabeque, donde comenzaba el viaje hasta la playa.
Antigua foto del Rio La Luisa, afluente del Mayabeque



Por el Rio Mayabeque que venía de Güines


Después de casi 2 km, en un lugar llamado La Horqueta, el rio se unía al original Rio Mayabeque, que en aquel entonces nacía en el norte de Catalina de Güines.
En el trayecto hacia la playa el rio describía una infinidad de curvas, lo que hacía el viaje más largo, pero muy agradable y entretenido.
Según Ruben Olabarrieta, historiador del rio y la zona, el rio Mayabeque actual (Rio La Teresa y La Luisa), posee alrededor de 150 curvas en su trayectoria.
Uno de las tantas curvas y recodos del Rio Mayabeque, en el recorrido hasta la playa.
Una de las tantas curvas y recodos del Rio Mayabeque
En algunos lugares el rio alcanzaba un ancho de más de 80 metros, debido a su enorme caudal.
Foto del Rio Mayabeque en la que se puede apreciar el ancho que alcanzaba el rio en algunos lugares.
Foto del Rio Mayabeque en la que se puede apreciar su ancho



200 metros después de la Horqueta se podía ver a la izquierda la Laguna del Pilón, una ancha laguna existente hoy en día, que en su centro posee un enorme árbol de mangle, entre cuyas raíces brota un manantial que abastece al rio.
Un kilómetro y medio después se veía a la izquierda los Lagunatos del Cristo, famosos por la abundancia de peces. Se dice que en esa zona el rio alcanzaba su máxima profundidad.
Pocos minutos después, el rio giraba hacia el oeste y se llegaba a la zona del Franco.
Hoy se encuentra en ese lugar la toma de la estación de bombeo que suministra agua a la población de la playa.
Paisaje del Rio Mayabeque en la zona del Franco.
En aquel entonces abundaba la Palma cana y el lugar era usado para la cría del ganado, de los pobladores de la playa. Actualmente allí el rio se une con un pequeño afluente, que entrega el agua procedente de las dos zanjas o canales de la orilla de la carretera.
Paisaje del Rio Mayabeque en la zona del Franco
Inmediatamente después del Franco se encuentra la Playa Mayabeque.
Llegada de una lancha a la Playa Mayabeque, donde esperaban los vecinos la leche y a los visitantes.
Llegada de una lancha a la Playa Mayabeque
Foto del Rio Mayabeque del año 1935 en la zona de la playa.
Fue tomada desde un antiguo puente de hierro, que existía donde actualmente está situado un puente de hormigón para el paso de los vehículos. La construcción a la izquierda es un cuartel del guardia rural.
Foto del Rio Mayabeque del año 1935 en la zona de la playa
Foto aérea de 1950 de la desembocadura del Rio Mayabeque y parte de la playa del mismo nombre, tomada desde el avión de los hermanos Núñez.
Foto aérea de 1950 de la desembocadura del Rio y la Playa Mayabeque



El Rio Mayabeque actualmente


Desde 1961 en que se terminó de construir la carretera que enlaza Melena del Sur con la Playa Mayabeque, se terminaron los famosos viajes por el rio, porque ya no eran rentables.
En la medida en que fueron pasando los años, la naturaleza se fue adueñando de lo que le pertenecía.
El cauce del rio se cubrió de plantas acuáticas, perdió profundidad por la acumulación de sedimentos y los ciclones fueron derribando árboles que hoy obstruyen el paso y hacen imposible el paso de las embarcaciones.
Quizás en el futuro se pueda volver a limpiar y hacer realidad el sueño de todos los que deseamos viajar por el rio, como lo fue en otros tiempos.

Páginas relacionadas



Comparte esta página




Sígueme en las redes sociales


Sígueme en Google Plus Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Sígueme en Pinterest





 
Inicio | Mapa del sitio | Sobre mí | RSS | Buscar