NorfiPC
NorfiPC » Cuba » Monumentos en la Habana Vieja

Monumentos, estatuas y esculturas en la Habana Vieja


Compartir en Google Compartir en Facebook Compartir en Twitter Pinear imágenes en Pinterest
Fotos, descripción, historia y ubicación de las principales obras escultóricas conmemorativas diseminadas en parques, plazas, plazoletas y otros sitios de la ciudad. Construcciones artísticas en honor a distintas figuras históricas, sucesos y personajes célebres, relacionados con la ciudad.
Monumento a José Martí en el Parque Central de La Habana. Al fondo se ve el Hotel Inglaterra.
Monumentos, estatuas y esculturas en la Habana Vieja, Cuba
Los visitantes que exploran las calles de la Habana Vieja, se tropiezan con varios monumentos, obeliscos, estatuas y esculturas situadas para rendir homenaje a distintos personajes históricos o famosos relacionados con la ciudad.
A veces surge la curiosidad de su razón de ser, a quien están dedicados, su antigüedad o historia.
En este artículo los listamos todos con fotos, una pequeña descripción de cada uno, su historia y ubicación.



Monumento a José Martí en el Parque Central


En el Parque Central de La Habana se halla la primera estatua erigida a José Martí, el Héroe Nacional de Cuba.
Es una obra del escultor cubano José Vilalta Saavedra y fue erigida en 1905.
Está construida con mármol de Carrara y en su pedestal puede apreciarse escenas trabajadas en bronce que describen la obra inmensa de José Martí, el más universal de los cubanos.
Es una de las esculturas más populares de la ciudad y uno de los monumentos más importantes, al que casi nunca le faltan flores.
José Vilalta Saavedra (1862-1912) también es el autor de las siguientes obras escultóricas en la ciudad:
El Monumento a los ocho estudiantes de medicina, el Monumento a Francisco Albear en la plaza de su nombre y en el Cementerio de Colón la estatua de La Milagrosa, el Monumento escultórico encima del arco de entrada y los relieves religiosos La Crucifixión y La resurrección de Lázaro en los muros que lo rodean.
Zulueta e/ Neptuno y San Martín, La Habana Vieja.

Monumento al General Máximo Gómez


Conjunto escultórico monumental situado frente al Malecón, dentro de la rotonda que forman las vías en la entrada y salida al túnel de la bahía.
Dedicado a Máximo Gómez (1836- 1905), general de la Guerra de los Diez Años y mayor general del Ejército Mambí cubano en la del 95.
Fue un militar admirable por su valor e intransigencia que entregó la mayor parte de su vida a luchar por la independencia de Cuba.
El autor de la obra inaugurada en 1935 es el artista italiano Aldo Gamba.
Complejo monumentario en homenaje a Máximo Gómez, en la entrada al túnel de la bahía de la Habana.
Monumento al General Máximo Gómez en La Habana

Monumento a Carlos Manuel de Céspedes en la Plaza de Armas


Estatua develada en 1955 en el centro de La Plaza de Armas, la principal de las plazas de la ciudad vieja, en honor a Carlos Manuel de Céspedes (1819-1874) , quien fue Mayor general del Ejército Libertador de Cuba y primer Presidente de la República de Cuba, considerado por todos los cubanos como el Padre de la Patria.
Tacón y Obispo, La Habana Vieja.
Monumento a Carlos Manuel de Céspedes en la Plaza de Armas en La Habana Vieja. Al fondo el Palacio de los Capitanes Generales y El Palacio del Segundo Cabo.
Monumento a Carlos Manuel de Céspedes en la Plaza de Armas en La Habana Vieja



La Giraldilla, símbolo de la Habana


La Giraldilla es uno de los símbolos más representativos de la ciudad de La Habana y el más antiguo.
Es una pequeña escultura de 1.10 metros de altura creada en bronce por Jerónimo Martín Pinzón y colocada en la parte más alta del baluarte noroeste del Castillo de la Real Fuerza entre 1630 y 1634, por el gobernador Juan de Vitrián y Viamonte.
Representa a una mujer que sostiene en la mano derecha una palma, de la cual solo conserva el tronco, y en la izquierda, en un asta, la Cruz de Calatrava, orden a la cual pertenecía el gobernador.
Estatua de la Giraldilla, uno de los símbolos de la Ciudad de la Habana sobre uno de los baluartes del Castillo de la Fuerza.
Estatua de la Giraldilla, uno de los símbolos de la Ciudad de la Habana
Según la leyenda popular la estatuilla está relacionada con Isabel de Bobadilla.
Dicen que se le veía a diario en la torre de la fortaleza mirando a lo lejos, con la ilusión de ver regresar a su esposo.
Su esposo era Hernando de Soto, gobernador de Cuba en 1538, quien había partido a la colonización de la Florida o según algunos en búsqueda de la fuente de la juventud y nunca regreso.
Esta interesante leyenda no posee fundamentación histórica.
La figura que aparece en la actualidad en lo alto del Castillo de la Real Fuerza es una réplica, la legítima se halla en el Museo de la Ciudad de La Habana.

El Cristo de La Habana


Desde cualquier lugar de la Habana Vieja se puede al otro lado de la bahía una solemne estatua que representa a Jesús de Nazaret.
Conocida como El Cristo de La Habana, es una estatua de mármol blanco de Carrara de 15 metros de altura que debido a su pedestal y estar situada en una zona elevada, sobresale 79 metros sobre el nivel del mar.
Escultura El Cristo de La Habana, situada a la entrada de la bahía.
Escultura el Cristo de La Habana, situada a la entrada de la bahía
La gigantesca escultura está ubicada en Casablanca, en el lado izquierdo del canal de entrada de la bahía, cerca de la fortaleza de La Cabaña. Se divisa desde toda la parte vieja de la ciudad.
La obra pertenece a la escultora cubana Jilma Madera, quien la ejecutó en Roma, Italia, desde fueron traídas las 67 piezas que la componen y fue asentada definitivamente en su lugar el 24 de diciembre de 1958.

La Fuente de la India


Fuente de estilo neoclásico situada en el extremo sur del Paseo del Prado, también conocida como la Noble Habana.
Es un complejo escultórico con mármol blanco de Carrara sobre un pedestal con cuatro delfines, uno en cada esquina de cuyas bocas se vierten el agua sobre las conchas que forman su base.
En el centro se encuentra sentada la india Habana, esposa del cacique Habaguanex jefe de los antiguos pobladores de la zona de la ciudad, antes de la llegada de los españoles a Cuba tiene en su cabeza una corona de plumas y sobre el hombro izquierdo el carcaj con las flechas de cacería.
En su mano izquierda sostiene un cuerno de la abundancia con frutas criollas y en la otra el escudo de armas de la ciudad de La Habana.
Es un homenaje a los pobladores originales de la zona donde hoy se encuentra la ciudad de la Habana.
La Fuente de la India o de la Noble Habana, representa a la india Habana, esposa del cacique Habaguanex, jefe de los antiguos pobladores aborígenes de la región.
La Fuente de la India o de la Noble Habana, representa a la india Habana
El monumento fue diseñado por el arquitecto Giuseppe Gaggini, bajo el mandato del Conde de Villanueva y develada en 1837.
Se encuentra en la intersección del Paseo del Prado y la Calzada de Monte.



Monumento a los estudiantes de medicina


Un pedazo del muro original del edificio del Cuerpo de Ingenieros, que fue utilizado como paredón para fusilar a 8 estudiantes de Medicina de la Universidad de La Habana el 27 de noviembre de 1871, se incluyó dentro de un monumento creado en memoria de estas víctimas inocentes.
Los estudiantes fueron acusados injustamente de haber profanado la tumba del periodista español Gonzalo Castañón. En la pared se conservan las huellas de las balas que causaron la muerte de los jóvenes.
Monumento a los 8 estudiantes de medicina fusilados injustamente en 1871 en la Habana
Monumento a los 8 estudiantes de medicina fusilados injustamente en 1871 en la Habana
La idea del memorial fue del Dr. Fermín Valdez Domínguez que hizo suya la misión de reivindicar la memoria de sus compañeros.
La obra creada en 1890 fue diseñada por el escultor José Vilalta Saavedra.
Cada año el 27 de noviembre este monumento es el destino de un desfile simbólico de los estudiantes universitarios.
Se encuentra en la Explanada de La Punta, cerca del Castillo de la Punta.

Monumento a José de la Luz y Caballero


En el centro del parque José de la Luz y Caballero situado en la calle Tacón e/ Empedrado y Chacón, se encuentra una estatua de bronce sobre pedestal de granito que representa al ilustre educador cubano.
José de la Luz y Caballero (1800-1862), fue uno de los fundadores de la nacionalidad cubana.
La estatua es obra del arquitecto Charles Cousin y del escultor Julien A. Lorieux, ambos franceses.
Monumento a José de la Luz y Caballero en el parque que lleva su nombre en la Habana Vieja. Al fondo el Seminario de San Carlos y San Ambrosio.
Monumento a José de la Luz y Caballero en el parque que lleva su nombre en la Habana Vieja

Monumento a Carlos J Finlay


Frente al antiguo Convento de San Agustín, donde después radico la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de la Habana, hay un pequeño parque al que se le dio el nombre del famoso científico cubano Carlos J Finlay.
En el centro hay un busto develado en su honor.
Calle Cuba, entre Amargura y Teniente Rey.
Monumento a Carlos J Finlay en el parque del mismo nombre en la Habana Vieja.
Monumento a Carlos J Finlay en el parque del mismo nombre en la Habana Vieja



Monumento a Francisco de Albear


Francisco de Albear (1816-1887) fue un ingeniero militar creador en 1855 del proyecto de conducción a La Habana de las aguas de los manantiales de Vento. Fue la obra ingenieril más importante realizada en el siglo XIX en Cuba.
La estatua que le rinde homenaje fue creada en Italia a tamaño natural y en mármol de Carrara por el escultor cubano José Vilalta Saavedra en 1893.
Está situada en una pequeña plazoleta en la calle Monserrate e/ Obispo y O’Reilly.

Parque de los Mártires


Ubicado cerca del castillo de La Punta, en La Habana. También se le conoce como Parque de la Cárcel y Parque de los Enamorados. Una fuente diseñada por Rita Longa, colocada en 1947, y otra escultura de Jilma Madera decoran este espacio.
La obra de Rita Longa data, como proyecto, de 1941, pero no pudo concretarse hasta 1947, con la contribución del arquitecto Honorato Colette, quien tuvo a su cargo el diseño del vaso de la fuente.

Homenaje a los marinos cubanos muertos durante la II Guerra Mundial


En un pequeño parque situado a la entrada de la Plaza de Armas se encuentra un monumento erigido por los Rotarios (organización mundial de voluntarios que prestan servicio humanitario), como homenaje a los marinos cubanos muertos durante la II Guerra Mundial.
Monumento en homenaje a los cubanos muertos en la segunda guerra mundial. Al fondo el Castillo de la Real Fuerza y la Plaza de Armas.
Monumento en homenaje a los cubanos muertos en la segunda guerra mundial
Tallado sobre piedra de Jaimanitas con altorrelieves en bronce, las dos caras del obelisco son distintas: la frontal resulta una recreación simbólica de las víctimas, con elementos humanos y marinos; el reverso, de geometría más precisa, es el busto de una especie de Niké o victoria alada que representa a la patria de luto.
Fueron 78 cubanos que murieron luego del hundimiento de varios barcos de vapor entre los años 1942 y 1944.
En la tarja que acompaña al monumento están relacionados todos los nombres.
El monumento fue creado en 1952, pocos años después de los sucesos y el autor es Arnold Serrú.

Monumento a Simón Bolívar


Situada en el parque del mismo nombre, fue inaugurada una estatua para conmemorar el natalicio de Simón Bolívar (1783- 1830), el Libertador, militar y político venezolano, una de las figuras más destacadas de la emancipación americana frente al colonialismo español.
La estatua es réplica de la que se encuentra en la Plaza Mayor de Bogotá, Colombia, obra del escultor Pietro Tenerani.
Mercaderes y Obra Pía.

Monumento de Miguel de Cervantes y Saavedra


El primer monumento levantado a Miguel de Cervantes y Saavedra en América, se halla en el parque que lleva su nombre, en las calles San Juan de Dios y Empedrado.
Creado por el artista italiano Carlos Nicoli, se inauguró el primero de noviembre de 1908.
Cervantes aparece sentado en una silla estilo renacimiento español, con las ropas de la época y en actitud de escribir. Desde l943 se celebra en Cuba el 23 de abril como Día del Idioma, porque en igual fecha de 1616 fallecía Cervantes.

La Fuente de Neptuno


En 1836 el Capitán General de la isla de Cuba Miguel Tacón, mandó a construir la fuente la cual se importó desde Italia. Su objetivo aparte del ornamental era abastecer de agua potable a tres barcos al mismo tiempo, por lo que se le colocaron grandes argollas de hierro para los amarres.
Se encuentra situada en la Avenida del Puerto frente al Castillo de la Real Fuerza.



Monumento a Alejandro de Humboldt


En el parque Alejandro de Humboldt situado en la calle Oficios esquina a Muralla, frente a la casa-museo que divulga vida y obra del sabio alemán Alejandro de Humboldt (1769-1859), se encuentra un busto de bronce que le rinde merecido tributo.
En el mismo parque fue develado un busto en bronce que rinde tributo a Santiago Ramón y Cajal (1852- 1934), prestigioso científico español cuyos hallazgos investigativos fueron la piedra angular de las ciencias neurológicas.
Considerado entre los grandes talentos científicos de la humanidad, Ramón y Cajal además de su dedicación a la Medicina también incursionó en la fotografía, el dibujo y la literatura.
También existe una obra escultórica dedicada a Juan Cristóbal Gundlanch (1810-1896), destacado zoólogo, autor de numerosas y relevantes obras sobre mamíferos, aves, insectos, reptiles y moluscos.

Monumento a Fernando VII


La escultura de Fernando VII (1784- 1833), dedicada al soberano de España entre 1814 y 1833, es una obra del escultor español Antonio Solá.
Fue promovida por Claudio Martínez de Pinillos, conde de Villanueva y estuvo situada en la Plaza de Armas desde 1834 hasta 1955, hasta que se removió de su sitio original para dar paso a la de Carlos Manuel de Céspedes.
O’Reilly e/ Tacón y Baratillo.

Monumento a Agustín Lara


Escultura elaborada por Humberto Peraza Ojeda, fue donada a Cuba por el pueblo y el gobierno de Veracruz, México, en noviembre de 2000.
Rinde tributo al músico y poeta mexicano Agustín Lara (1897- 1970).
Avenida del Puerto y Jesús María.

Monumento de Fray Junípero Serra


Escultura que representa a Fray Junípero Serra (1713-1784), un fraile franciscano, doctor en Filosofía y Teología y evangelizador.
Se encuentra situada en la Plaza de San Francisco de Asís, de espaldas al famoso convento, lugar que visito a mediados del siglo XVIII.

Monumento a Juan Clemente Zenea


Juan Clemente Zenea (1832- 1871) fue un poeta cubano que tras ocho meses de prisión, fue fusilado por las autoridades españolas.
En el inicio del Paseo del Prado se encuentra una estatua en bronce que le rinde homenaje.
El monumento fue erigido en la década de 1920, y realizado por el escultor español Ramón Mateu a instancia de Piedad Zenea de Bobadilla, hija del poeta.

Monumento a Pierre Lemoyne D’Iberville


Pierre Lemoyne D’Iberville (1661- 1706) fue un militar y navegante canadiense conocido como el héroe de Nueva Francia, que luchó contra los ingleses conquistadores de América del Norte.
Murió en La Habana, cuando organizaba junto al capitán general de la Isla, don Pedro Álvarez de Villarín, una expedición hacia Charleston.
Sus restos descansan en el Palacio de los Capitanes Generales.
El monumento dedicado a esta figura está situado muy cerca de la fortaleza de San Salvador de La Punta y fue donado a la capital cubana por el gobierno de Québec.
Avenida del Puerto.

Monumento a Hasekura Tsunenaga, el primer samurái en La Habana


A Hasekura Tsunenaga (1571-1622) se le conoce como el primer samurái en La Habana.
Fue el primer japonés que visito la ciudad en el lejano 1614. Era un samurái al servicio de un señor feudal de la ciudad de Sendai que deseaba establecer vínculos comerciales con Cuba en aquel entonces.
Para conmemorarlo se creó un pequeño parque situado muy próximo a la bahía habanera, por donde entrara el Héroe de Sendai.
Parque y monumento en homenaje a Hasekura Tsunenaga, el primer samurái en La Habana.
Parque y monumento en homenaje a Hasekura Tsunenaga, el primer samurái en La Habana
Se encuentra entre la Avenida del puerto y el parque infantil La Maestranza, entre las calles Cuba y Peña Pobre.
En el centro del parque que se identifica por estilo paisajista japonés, se levantó un monumento de granito que representa al samurái.
Adorna el parque entre otros motivos, trozos de la muralla del Castillo de Sendai y una flecha señalando la dirección e indicando que median 11 850 kilómetros hasta dicho lugar.
El proyecto es una colaboración de la escuela Sendai Ikuei Gakuen como símbolo de fraternidad.
La obra fue realizada por el afamado artista Mizuko Tsuchiya.

Monumento a Luís de Camões


Luís Vaz de Camões (1524-1580) es el poeta nacional y el más importante de Portugal.
En su honor existe una escultura en la Plazuela de Santo Domingo al lado del Colegio San Gerónimo de la Habana.

Estatua de Makarios


En el Parque Aracelio Iglesias situado en la Avenida del puerto entre las calles Oficios, Luz y Acosta cerca de la Alameda de Paula, está colocada una estatua de bronce del arzobispo Makarios.
Makarios cuyo nombre original es Michaíl Christodulu Muskos (1913- 1977), fue un líder grecochipriota, arzobispo y primado de la Iglesia Ortodoxa Chipriota y primer presidente de la República de Chipre.
La escultura del artista Nikkolaos Kotzamanig, se erigió como un símbolo del amor entre los pueblos de Cuba y Chipre.



Esculturas en la Habana Vieja


En varios lugares de la ciudad se encuentran varias esculturas hechas en el tamaño natural de una persona, creadas en honor a personajes famosos, que para algunos pueden pasar desapercibidas.
Las más sobresalientes son las siguientes:

La estatua de Cecilia Valdés

Frente a la Iglesia del Santo Ángel Custodio en la Habana Vieja, en una plazoleta conocida como la Loma del Ángel, se puede ver una estatua en tamaño natural, dedicado al personaje Cecilia Valdés, de la novela del mismo nombre del escritor Cirilo Villaverde.
Cecilia Valdés cuenta la historia de los amores imposibles de una mulata y los horrores del sistema esclavista del siglo XIX en Cuba.
Muy cerca del lugar se puede apreciar un busto y una lápida dedicados al escritor.

Escultura de Antonio Gades

La escultura hecha en honor al famoso bailarín español (1936-2004) se puede ver recostada a una columna en el portal de La Casa del Marques de Arcos en la Plaza de la Catedral.
El músico era asiduo a comer en el restaurante El Patio situado justo al frente.

Escultura de Chopin

Una escultura del famoso músico Frédéric Chopin (1810-1849) creada por Adam Myjak se puede ver sentada en un banco en la Plaza de San Francisco, justo frente a La antigua casa del Marqués de San Felipe y Santiago.

Estatuas vivientes en La Habana Vieja


Algunos caminantes se sorprenden a ver en distintos lugares de la ciudad aparentes estatuas, que son personas reales, maquilladas de tal forma que se pueden confundirse con el granito de las esculturas.
Son verdaderos artistas que inmóviles interpretan a diversos personajes, que pueden ir desde un campesino hasta un pirata amenazante. Es todo un arte que despierta la curiosidad, a veces el susto de los visitantes y la risa de los niños.
Al darles una moneda las "estatuas" se mueven y cambian de posición.

No lejos de la Habana Vieja, en la zona del Vedado se encuentra el Cementerio Colon, Monumento Nacional, el más grande de Cuba, de América y uno de los más importantes a nivel mundial.
Posee gran cantidad de estatuas, esculturas y monumentos que vale la pena admirar.
Entre ellos está la famosa escultura de La Milagrosa, toda una leyenda.

Páginas relacionadas



Síguenos en las redes sociales


Norfi Carrodeguas en Google+ Guía de Cuba en Facebook @Norfi Carrodeguas en Twitter NorfiPC en Pinterest

Buscar en este sitio

 
Inicio | Mapa del sitio | Sobre mí | RSS